El patrimonio histórico, la belleza de los campanarios, la acogida y la calidez de los Ch'tis: todo excepto películas

Al norte, no hay más que Corons… Inmortalizada en 2008 por una película con un éxito excepcional, la región de Norte-Paso de Calais lleva consigo la memoria del pasado, con sus magníficas torres, pero con la vista siempre en el futuro, llevada por su dinamismo. La degustación de una tarta de queso maroilles completará una estancia en la que el recibimiento será necesariamente la primera virtud. En resumen, como diría aquel: "Bienvenidos al norte".

André Dennequin dirige el INTER-HOTEL Belle Hotel en Bailleul, un hotel de 3 estrellas a lado de Lille. ¡Y podemos decir que es toda una personalidad! : "Mis raíces son totalmente flamencas y me dedico, junto con mi esposa, a este maravilloso oficio de hotelero restaurador desde hace medio siglo. La región está enclavada entre el Norte-Paso de Calais y la frontera belga, país en el que la patata dio lugar a la patata frita durante la tregua de la primera guerra mundial. En mis momentos libres practico un deporte que data de la edad media que es el tiro con arco con pértiga vertical, y mis blancos son pájaros. Puede estar seguro de que en la actualidad son artificiales", se ríe.

"La herencia de los corons, las antiguas casas obreras, es muy fuerte para nosotros. El museo de Leward es un formidable lugar de memoria que retoma toda la vida minera". "En el norte, el turismo de la memoria está muy presente. Numerosos ingleses, australianos y canadienses se acercan a los cementerios conmemorativos, lugares que son testigos de un pasado doloroso que sigue muy presente".

"Nuestro patrimonio es también el del país del paño en el que aún se elabora el encaje de bolillos, el de los oficios de Calais y Caudry, muy apreciados por los grandes costureros. Están también nuestros magníficos edificios con sus ladrillos rojos y sus fachadas escalonadas. Nuestros campanarios, declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO, son de una altura que domina las ciudades en los que los órganos hacen resonar los carillones". En el norte, cada ciudad posee su "Gigante", que representa un personaje imaginario, histórico o un animal. Son los que presencian todas las fiestas, carnavales y una gastronomía generosa: la carbonada, el Potje Vleesch, los mejillones con patatas fritas, las tartas de queso maroilles… Los gigantes sacan sus ropas de fiesta con ocasión de los diferentes carnavales de la región.

En Saint-Omer, en Pas-de-Calais descubrirá las marismas del Audomarois y degustará la ginebra de Houle. Cerca de Fontaine-Notre-Dame y en concreto en Cambrai, podrá apreciar la dulzura de sus "bêtises", las golosinas típicas, así como la belleza de los edificios. Por último, la "Route du Houblon" que sale de Poperinge en la frontera franco-belga le hará descubrir la fabricación y la degustación de la cerveza con sus mini cervecerías.

En Lille, la "capital" del norte, donde el general de Gaulle nació y pasó su infancia, se dejará seducir por el encanto absoluto de la Antigua Lille. La ciudad la conforman un total de 10 barrios. Declarada "Ciudad de Arte e Historia", Lille alberga un Palacio de Bellas Artes, considerado como el segundo más importante de Francia después del Louvre, así como un museo de historia natural y el Hospice Comtesse dedicado a la vida de Flandes desde la Edad Media a la revolución. La casa natal de Charles de Gaulle también ha sido transformada en museo. Por último, para los numerosos amantes de las compras, el mercadillo de saldos de Lille es también una buena ocasión para visitar la región, mientras hace compras excelentes.

Disfrute de uno de nuestros hoteles de la aglomeración de Lille, Ronchin, Villeneuve-d’Ascq para descubrir todas sus riquezas. Cerca de Noyelles-Godault, no se pierda el museo Louvre-Lens. Inaugurado en 2012, aquí podrá admirar las pinturas de Delacroix, Botticelli, Raphaël, Rubens y también Poussin. Dirección Maubeuge, cerca de Louvroil. Las fortificaciones de Vauban constituyen uno de los testimonios más importantes de la historia de la ciudad. Arras, cerca de Fresnes-les-Montauban, dispone a su vez de una ciudadela construida sobre los planos de Vauban. Constituye un magnífico ejemplo de arquitectura militar del siglo XVII. A continuación, continuamos por Douai. En su museo podrá observar pinturas flamencas y holandesas de los siglos XV y XVII. También puede visitar la ciudad durante las famosas fiestas de Gayant que cuentan con un célebre desfile folclórico.

A continuación, diríjase a Calais, junto a Coquelles y déjese tentar por la ascensión de los doscientos setenta y un escalones de su faro, una ocasión única para descubrir sus suntuosas vistas sobre el mar y toda la ciudad. Termine por último sus vacaciones en Béthune, no muy lejos de Bruay-la-Buissière. Los amantes de la cocina de terruño y de los quesos se dejarán seducir por el "Fort de Béthune", un queso elaborado a partir de restos de quesos amasados con alcohol. "La región de Norte-Paso de Calais, la conforman también sus costas y sus hermosos acantilados, continúa André Dennequin. El lugar en el que Louis Blériot salto a la fama el 25 de julio de 1909 con su aeroplano al atravesar el canal de la Mancha. La simpática fiesta de las cometas, que tiene lugar todos los años en el mes de abril, se desarrolla en la playa de Berck-sur-Mer".

La última palabra la tiene André Dennequin: "Viens chez mi biloute, m'porte est toudi ouverte (Venga a visitarnos, amigo, siempre encontrará la puerta abierta)"… Porque en el norte siempre encontrará una calidad de acogida inigualable.

Este sitio web utiliza cookies para poder ofrecerle publicidad adaptada a sus temas de interés, proporcionar mediciones de audiencia y compartir o redireccionarle a las redes sociales. (Saber más)
OK

¡ Le encantará ser fiel !

En toda Europa, la Tarjeta Accent recompensasu fidelidad en los 550 hoteles de nuestras 4 marcas.

Estamos buscando los precios disponibles.
Le rogamos espere unos segundos.