Mediodía-Pirineos, una región entre naturaleza y patrimonio

Mediodía-Pirineos, una región entre naturaleza y patrimonio

¡Acérquese a descubrir la mayor región de Francia metropolitana! Paisajes conservados y grandes espacios, pueblos con carácter y emplazamientos históricos, gastronomía deliciosa: la región Mediodía-Pirineos sabrá encandilarle con sus numerosas ventajas.

Desde 1974, Phillipe Panis dirige el INTER-HOTEL Les Peyrières en Olemps, un hotel de 3 estrellas cerca de Rodez. "En su origen era un café creado por mis padres. Me encargué del negocio algún tiempo después. Se realizaron obras para transformar este lugar en un hotel-restaurante agradable y acogedor" explica Philippe. Enamorado de su región, que el considera como "una de las más hermosas de Francia", le gusta decir "que todo es bonito de ver" y que hay muchas cosas para hacer".

Según Philippe, el departamento de Aveyron está en "los confines del mundo pero vale la pena visitarlo". Para comenzar, el hotelero nos habla de Rodez y de la catedral de Notre Dame. Su campanario, con una altura de 87 metros sirve de referencia al visitante que desea descubrir la ciudad con una antigüedad de 2000 años. A continuación, nos lleva al museo Soulages de Rodez: "Cuando abra en 2014, se convertirá en un lugar turístico imprescindible". Aquí podrá admirar obras del pintor contemporáneo Pierre Soulages.

Un poco más lejos, cerca de Saint-Affrique, "el Viaducto de Millau es una visita obligada" añade Philippe. Culminando a 343 metros (más alto que la Torre Eiffel), es el viaducto más alto del mundo. En el departamento de Lot, se encuentra Cahors, ciudad histórica cuyo puente Valentré es uno de sus más importantes símbolos. La ciudad construida sobre una península rebosa tesoros arquitectónicos y jardines, en los que se les propone realizar un circuito para descubrir los que permanecen ocultos. No deje de lado la ciudad de Figeac, considerada como uno de los enclaves más bellos de Francia. En cuanto a la ciudad de Souillac, le sorprenderá con su museo de autómatas que propone una colección de robots y juguetes mecánicos de los siglos XIX y XX, único en Europa. En Loubressac, junto a Rocamadour, podrá admirar una de las vistas más hermosas de Lot. Dicho pueblo destaca sobre los valles del Dordoña, el Cère y el Bave.

Más al sur, en el departamento de Ariège, no se pierda el castillo de Foix. Erigido en el siglo XI, fue durante mucho tiempo la residencia de los condes de Foix. Volviendo hacia el norte, diríjase a Castres. Conocida como la "Pequeña Venecia del Languedoc", aquí descubrirá las casas sobre el Agoût, emblemas de la ciudad. Reposan sobre cuevas de piedra que se abren directamente sobre el río Agoût. En otro tiempo fueron los talleres de tintoreros, curtidores… No muy lejos de allí, Albi le invita a descubrir su ciudad episcopal, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. La catedral de Sainte-Cécile, la mayor catedral de ladrillo del mundo, y el palacio de la Berbie son monumentos que no debe dejar de ver.

Continúe su camino hacia Tarbes, cerca de Odos y pasee por el jardín Massey, parque a la inglesa que fue acondicionado por el célebre botánico. Por último, los amantes de la naturaleza estarán encantados al conocer que la región Mediodía-Pirineos cuenta con más de 600 km de senderos señalizados. Según Philippe, su región es "ideal para desconectar y pasar unas vacaciones en la naturaleza".


La ciudad rosa: Toulouse

La ciudad rosa: Toulouse

Si desea realizar una estancia en la región de Mediodía-Pirineos para descubrir su patrimonio cultural y científico, no se pierda Toulouse conocida como la "ciudad rosa". Segunda gran capital del sur de Francia junto con Marsella, la ciudad ha sabido desarrollar una forma atípica de turismo, ya que atrae con su industria aérea y aeroespacial a una clientela ávida de descubrimientos científicos. Es una buena oportunidad para visitar los hangares del Airbus A380. La Cité de l'Espace agradará a todos los públicos, grandes y pequeños. Pero Toulouse posee muchas otras atracciones que se desvelan paseando por sus calles: el Capitole, la catedral de St. Sernin, el Pont Neuf, considerado como uno de los puentes más bellos de Francia... La ciudad gascona hace gala de su identidad a través de sus nombres de calles, traducidas todas al occitano así como con sus numerosos cafés, lugares sociales por excelencia. Además del centro urbano, podrá pasear por la orilla y los muelles del Garona, en la actualidad declarados "Patrimonio de la Humanidad" por la UNESCO.

La ciudad de Labège-Innopole fue, al igual que Toulouse, famosa por su industria del pastel. Las villas y palacetes particulares de estilo renacentista, con numerosas torres que en otro tiempo fueron símbolo de poder y riqueza, son los últimos vestigios de esta antigua industria.


Unas vacaciones deportivas en Mediodía-Pirineos

Unas vacaciones deportivas en Mediodía-Pirineos

Si desea realizar una estancia deportiva, la región de Mediodía-Pirineos le ofrecerá numerosas oportunidades, ya que las actividades deportivas en un entorno natural son numerosas: kayak, rafting... El descenso de cañones en el Tarn en canoa es una forma excepcional de descubrir el paisaje natural. Las excursiones en familia, a caballo o en bicicleta serán también la oportunidad de adaptarse al ritmo de la región: recobrar la autenticidad de los tiempos pasados.

La región, por sus numerosos paisajes, es propicia para los paseos, especialmente en el departamento de altos Pirineos con el Parque nacional de los Pirineos y la región de Tarbes. Nada mejor que una salida en bicicleta en el puerto de montaña de Larzac o en el valle del Rance, rodeado de numerosos cursos de agua. También podrá entregarse a los deportes subterráneos, ya que aquí no faltan las grutas y otras formaciones geológicas: las grutas de Lacave, en el país de Souillac son un ejemplo especialmente espectacular, el emplazamiento es accesible en trenecito.

Cerca de allí, el parque Prehistologia, la mayor reproducción a escala real de los temas prehistóricos, le enseñará el hábitat y las formas de vida de los hombres que vivieron en aquélla época.


Una variada gastronomía de terruño

Una variada gastronomía de terruño

"A pesar de que en una primera impresión las gentes de la región pueden parecer tímidas, no se fíe... Una vez haya dado el primer paso, son personas muy agradables y sinceras" que seguro le harán compartir los sabores del terruño, nos indica Philippe. Asimismo, añade que en su región "se come muy bien. Encontramos numerosas especialidades, como el confit de pato, el aligot, el tripoux, el foie gras, el Chassel de Moissac, o para acabar el boulet de Montauban, bombón formado por una avellana envuelta en chocolate. Numerosas especialidades que en parte podrá "degustar en el restaurante del hotel".

Entre naturaleza y terruño, la región de Mediodía-Pirineos solo requiere que aprecie sus innumerables encantos y sabores. ¡No espere para visitarla!

Este sitio web utiliza cookies para poder ofrecerle publicidad adaptada a sus temas de interés, proporcionar mediciones de audiencia y compartir o redireccionarle a las redes sociales. (Saber más)
OK

¡ Le encantará ser fiel !

En toda Europa, la Tarjeta Accent recompensasu fidelidad en los 550 hoteles de nuestras 4 marcas.

Estamos buscando los precios disponibles.
Le rogamos espere unos segundos.