Un rico patrimonio cultural

Un rico patrimonio cultural

Marc Langmann dirige desde 2006 el INTER-HOTEL Les Cèdres, establecimiento de 3 estrellas ubicado en Orleans. Él mismo le presenta la región Centro.

La riqueza arquitectónica de la región Centro se plasma en la diversidad de sus numerosos castillos. La región es conocida sobre todo por el Valle del Loira, el lugar más grande de Francia jamás registrado en la UNESCO. Está compuesta por ciudades de un atractivo cultural especialmente desarrollado. Orleans, que fue liberada por Juana de Arco, abre las puertas del Valle del Loira. "Orleans es una ciudad para descubrir o redescubrir, ya que su centro urbano ha sufrido una metamorfosis a lo largo de los años. Los amantes de la cultura sabrán apreciar el Museo de Bellas Artes", señala el hotelero.

Entre los eventos más destacados, se encuentran los festivales del Loira y de jazz, que se han vuelto imprescindibles. Chartres destaca con su espléndida catedral, "la Acrópolis de Francia", como gustaba denominarla al escultor Auguste Rodin. Considerada la capital de la luz y del perfume, no debe dejar de visitar esta ciudad. Bourges, la capital de Berry cuenta con magníficos palacetes y ricos museos. Más al sur, en Le Poinçonnet, cerca de Châteauroux, descubrirá un territorio salpicado de casas con carácter y saldrá tras los pasos de la Condesa de Chabrillan.

Al oeste, la ciudad de Tours, con sus espléndidas callejuelas medievales, completa este increíble recorrido histórico. Declarada ciudad de arte e historia, le seducirá por la arquitectura de sus numerosos monumentos históricos. Su sobrenombre, "La Pequeña París", es muestra de la rica herencia arquitectónica que en ella impera. Como Tours, "Blois está marcada por ilustres monumentos históricos y posee un entorno único", precisa Marc Langmann. El Château Royal se erige como figura de referencia en la ciudad, ofreciendo una magnífica retrospectiva de la arquitectura francesa a lo largo de los años. Blois posee asimismo sublimes edificios de la Edad Media, como las casas adornadas con entramados de madera que adornan la Ciudad Medieval e incluso el Palacio Jacques Cœur. Beaugency es también una ciudad que rebosa historia: la iglesia de Saint-Etienne, la Casa Medieval, la Torre del Reloj e incluso la Casa de los Templarios son lugares que no se debe perder en la ciudad.

Situadas en las puertas de la Beauce, las ciudades de Villebarou y Saint-Gervais-la-Forêt gozan de una situación ideal para recorrer el departamento de Loir y Cher y descubrir los magníficos castillos de Chambord y Cheverny. Por último, Bourges cuenta con lugares que no puede perderse, como la catedral de Saint-Etienne declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Las marismas situadas en el centro de la ciudad son ideales para relajarse y cuentan con cerca de 130 hectáreas de jardines rodeados de ríos y canales.


Una significativa impronta medieval

La región Centro desvela un rico patrimonio en el que se combinan arquitectura y leyendas. Con castillos medievales, casas solariegas, palacios renacentistas y vestigios galorromanos, lo tiene todo y para todos los gustos. La huella medieval es especialmente pronunciada en Montbazon, cerca de Tours, que alberga uno de los torreones medievales más antiguos.

En las proximidades, podrá descubrir Chambray-lès-Tours y su iglesia de Saint-Symphorien, así como el castillo de Cangé en Saint-Avertin, construido sobre el emplazamiento de una antigua fortaleza. Por último, un alto en el camino en Villandry le permitirá visitar el castillo que lleva su nombre. Montrichard, dominada por su torreón, es una antigua ciudad medieval. Actualmente en ruinas, su castillo está declarado monumento histórico.

Loches, al igual que la anterior, maravilla por su ciudad real. "Esta joya del Renacimiento francés está considerada como uno de los emplazamientos fortificados más hermosos de Francia" nos confía el Sr. Langmann.


Un entorno que rebosa naturaleza

La región Centro le desvela paisajes naturales de una riqueza increíble: Beauce y sus tierras agrícolas sin fin, Perche apreciado por sus frondosos bosques, Sologne y sus estanques discretos... En cuanto a Chinon, la ciudad es la zona vitícola de la región.

Esta abundancia de naturaleza seducirá a los amantes del footing y el ciclismo de montaña por su entorno natural. Las orillas del Loira, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, serán el punto de partida ideal para sus paseos. "Los más deportistas podrán descubrir la región paseando por las orillas del Loira en bicicleta", añade el Sr. Langmann.

Imagine 280 km entre Sully-sur-Loire y Villandry, perfectamente adaptados para dar hermosos paseos a pie o en bicicleta. Los paseos en la pequeña ciudad de Anet, cerca de Dreux, le invitan a su vez a descubrir las orillas del Eure y la riqueza del patrimonio natural de la región. Un amplio programa de acondicionamiento ha permitido ya la realización de 800 km de itinerarios señalizados y vigilados. Un sinfín de posibilidades para satisfacer a los amantes de la naturaleza, durante unas vacaciones en la región.

"Recomiendo esta región a las personas que buscan pasar un fin de semana asequible y relajante a una hora de París. Su proximidad a los castillos del Loira es una ventaja que confiere un verdadero potencial turístico a la región", concluye Marc Langmann.

Este sitio web utiliza cookies para poder ofrecerle publicidad adaptada a sus temas de interés, proporcionar mediciones de audiencia y compartir o redireccionarle a las redes sociales. (Saber más)
OK

¡ Le encantará ser fiel !

En toda Europa, la Tarjeta Accent recompensasu fidelidad en los 550 hoteles de nuestras 4 marcas.

Estamos buscando los precios disponibles.
Le rogamos espere unos segundos.