Región de Alta Normandía: el litoral majestuoso

Región de Alta Normandía: el litoral majestuoso

La costa de la región de Alta Normandía, con sus famosos acantilados, está constituida de paisajes de postal. Pero nos equivocaríamos si no fuésemos más allá. La región rebosa tesoros ocultos. Originaria de la región, Muriel Petit trabaja en el INTER-HOTEL La Cour Carrée de Eu, cerca de Tréport desde hace 17 años.

"Es una hermosa región, con sus altos acantilados. El relieve es más abrupto que en Baja Normandía, que es más ondulado". Cuando evocamos esta región, al instante nos vienen a la mente los acantilados de Etretat. Las puestas de sol inmortalizadas por los pintores impresionistas siguen siendo espectaculares. "En el interior, existen pequeños pueblos que son tan típicos como las puestas de sol. En ellos se pueden hacer paradas excepcionales para pasear por los grandes espacios naturales como el bosque de Eu de más de 9.000 hectáreas".

Muriel Petit & Audrey Bordas


La naturaleza conservada de la Bahía del Somme

"La Bahía del Somme es incuestionablemente una de las más hermosas del mundo. Conocida por su riqueza ecológica, se extiende desde la punta del Hourdel, al sur, hasta la punta de Saint-Quentin-en-Tourmont, al norte. "El paraje es único por sus aves sedentarias o migratorias, sus ovejas paciendo en la bahía e incluso, por increíble que parezca, sus focas", añade Muriel Petit. "Desde que empieza el buen tiempo, los turistas disfrutan especialmente de nuestras playas. Para los parisinos, es un soplo de aire fresco ideal para relajarse sin necesidad de irse muy lejos. Nos encontramos a tan solo 2 horas y media en coche y aquí podrá desestresarse de la vida parisina".

Con un mar que a menudo está ligeramente agitado, es un verdadero placer para los niños bañarse entre las olas. Las actividades de vela, windsurf e incluso kitesurf (windsurf con cometa de tracción) se practican en numerosos lugares de la costa, especialmente cerca de Fécamp o Dieppe. En las cercanías de la costa, la ciudad medieval de Honfleur y el pueblo de Beuzeville célebre por sus vidrieras, son ideales para aquellas personas que desean descubrir la autenticidad de Normandía.

En Fécamp, será necesario hacer un alto en el museo del Palacio Benedictino que data de 1888. Para contemplar Dieppe, habrá que remontar las escaleras que le llevan a lo alto de su castillo para disfrutar de unas magníficas vistas panorámicas. La región es también propicia para la práctica del golf con sus numerosas planicies verdes que evocan las tierras británicas.


Patrimonio y gastronomía

Durante los paseos a pie o en bicicleta, una pausa para degustar todos los pescados y mariscos que ofrece el océano será más que indispensable. Las vieras a la dieppoise o las quisquillas de Fécamp no son más que una pequeña parte de las delicias que le propondrán.

En un sentido más amplio, Normandía es por supuesto muy conocida por la leche de vaca que hace del queso camembert uno de nuestros orgullos nacionales. Las manzanas también producen las mejores sidras y Calvados del país. "Rouen es sin duda una maravilla de la arquitectura gótica", añade Muriel Petit. Su catedral de Notre-Dame es célebre por su belleza que reprodujo Claude Monet en su serie expuesta en la actualidad en el Museo d'Orsay en París. Asimismo, es necesario tomarse tiempo para admirar la abadía de Saint-Ouen e incluso el Palacio de Justicia, que no son más que unos pocos ejemplos de las maravillas que podrá encontrar en la vecina ciudad de Bois-Guillaume.

El Havre, segundo puerto de Francia después de Marsella, es también un lugar apasionante para los amantes de la arquitectura de posguerra. Además, el centro de la ciudad fue declarado por la UNESCO "Patrimonio de la humanidad" en 2005. No se pierda tampoco el museo André Malraux, sobre todo si le gusta la pintura impresionista.

Evreux posee una ciudad episcopal y la catedral de Notre-Dame, sede del obispado. Esta catedral está compuesta por grandes estilos arquitectónicos que van desde la época románica hasta el Renacimiento. El museo de Arte, Historia y Arqueología de Evreux reconstruye varios siglos de historia a imagen y semejanza de los restos de las murallas galorromanas que datan del siglo III.

Cerca de Evreux, la ciudad Le Neubourg, escenario de múltiples guerras, jugó un papel importante en la historia normanda. "Nuestro patrimonio y nuestra historia son muy atractivos para los turistas que buscan autenticidad e historia de Francia. La audacia de los vikingos, de Guillermo el Conquistador o de los americanos durante el desembarco de Normandía han dado forma a lo largo del tiempo a una tierra con carácter".

¡No espere más para descubrirla o redescubrirla!

Este sitio web utiliza cookies para poder ofrecerle publicidad adaptada a sus temas de interés, proporcionar mediciones de audiencia y compartir o redireccionarle a las redes sociales. (Saber más)
OK

¡ Le encantará ser fiel !

En toda Europa, la Tarjeta Accent recompensasu fidelidad en los 550 hoteles de nuestras 4 marcas.

Estamos buscando los precios disponibles.
Le rogamos espere unos segundos.