El dulce encanto de Alsacia

El dulce encanto de Alsacia

Las casas con entramados y engalanadas con geranios, los mercados de Navidad y sus aromas especiados, he aquí dos ejemplos de las múltiples facetas de la región alsaciana, donde las arraigadas tradiciones han sabido combinarse con el dinamismo de nuestra época. Cécile Fancello lleva más de 20 años viviendo en Alsacia, donde conoció a Franco, su marido. Juntos dirigen el INTER-HOTEL de l'Ange***, en Guebwiller, cerca de Colmar. "Y eso que yo vengo del sur...—bromea ella—. ¡Pero no quiero volver! Los crudos inviernos de la región contrastan con el microclima de una gran parte del Alto Rin. Colmar es la ciudad con más días de sol de toda Francia".


Alsacia: sabrosa y festiva

"Las estaciones conjugan con las costumbres gastronómicas de los alsacianos: espárragos en primavera, los interminables campos de fresas en verano, la temporada de caza y el famoso chucrut alsaciano para calentarnos en nuestros inviernos de frío seco".

La región también es famosa por sus innumerables mercados de Navidad y su decoración. A los habitantes de la región les gusta mantener las tradiciones. En Pascua suele haber árboles típicos en un rinconcito de las ventanas de cada casa. A finales de agosto, la ciudad de Sélestat se inunda de dalias con motivo del "Corso Fleuri", un desfile de carnaval.

"La cercanía de Alsacia a Alemania y Suiza aporta una gran riqueza cultural a la región. Mientras que el Museo del Automóvil de Mulhouse alberga la mayor colección de vehículos del mundo, los museos de arte de la ciudad suiza de Basilea custodian obras universalmente conocidas".


Alsacia, una región en el centro de Europa

En el Bajo Rin, el Parlamento Europeo de Estrasburgo, en una Europa cada vez más abierta, es un lugar apasionante para visitar y comprender los entresijos de esta institución. Esta parada indispensable brinda la ocasión de visitar numerosos monumentos y barrios de la ciudad (la catedral, la "Petite France", etc.) 
Nuestros hoteles de Schiltigheim o Illkirch le recibirán muy cerca de Estrasburgo. "Podría hablar sobre la "Ruta de los Vinos", indispensable para degustar nuestros Riesling y Gewürztraminer, o la belleza de los Vosgos, —añade Cécile Fancello—.

Pero sobre todo me gustaría destacar la educación de sus habitantes y su hospitalidad, ya que, aunque el cliché es bastante más crítico, son cualidades que me han convertido en una auténtica alsaciana de adopción". Le encantará recorrer les calles de Estrasburgo y descubrir su atípica y tradicional arquitectura. Esta ciudad, conocida por su famoso mercado de Navidad, combina cultura y patrimonio a través de su arte e historia.

No se pierda Haguenau, a tan sólo unos kilómetros, la cuarta ciudad más importante de Alsacia y la segunda del Bajo Rin. Situada al sur de un bosque que rompe con la llanura alsaciana, Haguenau es una ciudad rica en historia y cultura local. Su entorno invita a relajarse, degustar y deambular, sobre todo para descubrir la artesanía local.

Su estancia en Mulhouse, en el Alto Rin, le brindará la ocasión ideal para cruzar la frontera y visitar Suiza o Alemania, a tan sólo unos minutos de distancia. Segunda ciudad más importante de Alsacia, denominada la "ciudad europea", allí descubrirá un lugar que ha sabido conjugar historia y modernidad, como manifiesta su arquitectura. Símbolo de la industria y ciudad natal de importantes investigadores y científicos de renombre, ha sabido desarrollar un patrimonio cultural y de actividades, sobre todo gracias a su Parque de Exposiciones que acoge numerosos eventos. Pensando en sus desplazamientos, INTER-HOTEL dispone de un establecimiento en Blotzheim, junto al aeropuerto de Basilea-Mulhouse.

Durante su escapada a Alsacia no puede perderse Colmar y su encanto legendario. Denominada la "capital del vino de Alsacia", esta ciudad del Alto Rin es famosa por su arquitectura tradicional y típica de la región que le harán viajar en el tiempo. Allí podrá degustar las especialidades locales y los vinos DOC de Alsacia. Colmar es una ciudad repleta de delicias artesanales que podrá descubrir, por ejemplo, en su reputado mercado navideño. Durante esta época, la ciudad se transforma para embarcar a sus visitantes en un viaje a través del tiempo hacia los colores y aromas de antaño.

Siguiendo la misma línea y no muy lejos de Colmar, las ciudades de Wintzfelden, Blotzheim, Guebwiller y Eguisheim le harán viajar a través de la historia y naturaleza vosguiana. Alsacia es un destino repleto de actividades y descubrimientos.

¡Déjese seducir!

Este sitio web utiliza cookies para poder ofrecerle publicidad adaptada a sus temas de interés, proporcionar mediciones de audiencia y compartir o redireccionarle a las redes sociales. (Saber más)
OK

¡ Le encantará ser fiel !

En toda Europa, la Tarjeta Accent recompensasu fidelidad en los 550 hoteles de nuestras 4 marcas.

Estamos buscando los precios disponibles.
Le rogamos espere unos segundos.